Aldaia, Benidorm y L’Alfàs del Pi se incorporan a Viles en Flor

Dos poblaciones alicantinas y una valenciana se suman a los más de 40 municipios que ya forman parte del programa.

Aldaia, Benidorm y L’Alfàs del Pi han sido los últimos municipios en incorporarse a Viles en Flor. En esta ocasión se trata de ciudades que, por sus circunstancias y ubicación, cuentan hoy en día con un importante número de habitantes: L’Alfàs del Pi, con más de 20.000, es la que menos habitantes registra de las tres.

Aldaia, cuna del abanico o “palmito”, se encuentra situada en el área metropolitana de Valencia y se suma a los municipios de l’Horta Oest que ya forman parte del programa. La recuperación de su huerta histórica, el cuidado y mantenimiento de sus espacios verdes o movimientos como Aldaia pel Clima son algunos de los proyectos municipales con los que su ayuntamiento apuesta por un entorno más verde y saludable para sus habitantes.

Por su parte, Benidorm, una de las capitales turísticas más importantes del país, también accede al programa como una forma de visibilizar sus acciones en pro de la infraestructura verde y la sostenibilidad. Privilegiada en su geografía, Benidorm se encuentra rodeada de montañas, un efecto singular que consigue generar un microclima único con una temperatura media anual de 18,5 °C.

Y finalmente, se ha incorporado también a Viles en Flor L’Alfàs del Pi, municipio que ya de por sí cuenta con un nombre arbóreo, un pino que además se encuentra plantado desde 1786 en la plaza mayor del pueblo y que es al que debe su nombre el municipio. Con más de la mitad de su población de procedencia extranjera, L’Alfàs del Pi ha conseguido integrar a sus habitantes en un proyecto de municipio más verde y saludable.

Con Benidorm y L’Alfàs del Pi ya son cuatro, junto con Altea y Calpe, los municipios de la Marina Baixa adheridos a Viles en Flor. Les damos la bienvenida a estos tres municipios que han decidido apostar por la jardinería y ornamentación natural en sus espacios urbanos, diversos y únicos, para el beneficio y disfrute de sus habitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *