La Vall de Almonacid, Higueras y Chera: tres nuevos municipios en la familia de Viles en Flor

Arranca una nueva edición de Viles en Flor, una edición 2022 que el equipo directivo aborda con gran ilusión gracias al buen feedback obtenido el pasado año, en el que pudimos poner en marcha un plan formativo de seminarios orientados a los técnicos de jardinería de los municipios adheridos, visitar a todos los municipios participantes, poner en marcha jornadas técnicas y celebrar la gala anual volviendo al formato presencial.

Los municipios valencianos están cada vez más concienciados con la conservación de su patrimonio natural, y de ello cuentan en gran cantidad los tres primeros municipios que se han adherido al programa en esta edición: La Vall d’Almonacid, Higueras y Chera.

Tres municipios pequeñitos (ninguno de ellos supera los 500 habitantes), con gran encanto, y los tres junto a importantes enclaves naturales que son hoy en día destinos recurrentes por los valencianos para disfrutar de la naturaleza en la Comunitat: el Parque Natural de la Sierra de Espadán y el Parque Natural Chera-Sot de Chera.

Tres municipios cuyos habitantes han crecido en relación directa con el medio natural, los cuales se han encargado de cuidarlo y preservarlo, así como de convertirlos en atractivos y cuidados destinos del creciente modelo de turismo rural y ecoturismo, modelos sostenibles y éticos que priorizan el bienestar de sus poblaciones locales, comunidades activas que trabajan juntas por crecer de forma sostenible, dejando a las futuras generaciones un modelo de urbanismo basado en mejora y potenciación de los espacios verdes urbanos, su gestión sostenible, la educación ambiental y la concienciación ciudadana en el cuidado del entorno.

Arrancaba 2022 con la adhesión de La Vall de Almonacid al programa, un municipio situado a los pies del privilegiado paraje de la Sierra de Espadán, a orillas del río Chico. Un municipio que lleva a cabo programas de sensibilización ambiental y talleres de empleo relacionados con el medio natural, entre otros.

Y una comunidad que se esfuerza en la recuperación de sus tradiciones, como la de sus características eras, la adaptación de sendas y rutas, la preservación de especies autóctonas o la implantación de tecnologías que favorecen la sostenibilidad en el municipio, con espacios emblemáticos como el paseo del Lentisco, el muro Cl. Calvario, la Fontana o el jardín Cl. Alta.

Posteriormente, Higueras, municipio no muy lejano al primero, nos comunicaba su intención de acceder al programa. Se trata de un municipio muy pequeñito, pero cuya comunidad lo hace muy grande, debido a su implicación en la gran cantidad de actividades que llevan a cabo en su asociación cultural, su asociación de jubilados, su peña taurina o su club de cazadores. El municipio forma parte además de la ruta 99 de la Comunidad Valenciana, “el camino de Santiago a la valenciana”, un fantástico y terapéutico recorrido por pueblos únicos de menos de 100 habitantes.

Y finalmente hemos terminado el mes de enero con la incorporación de Chera al programa, en esta ocasión, un municipio situado en la comarca de Requena-Utiel, junto al Parque Natural Chera-Sot de Chera. Gastronomía y agricultura de interior, turismo rural, y un enorme patrimonio geológico y natural en un municipio que cuenta con una comunidad activa que apuesta por su cuidado y por los espacios verdes como fuente de calidad de vida para habitantes y visitantes.

Desde Viles en Flor les damos la bienvenida a estos tres municipios con una serie de ayuntamientos implicados en una correcta gestión ambiental que repercuta directamente en el bienestar de sus poblaciones. Juntos, hacemos crecer el verde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *